lunes, 21 de noviembre de 2011

A tus 26

Brindo por la suerte y por la vida,
brindo por saber curar tus daños,
brindo con alcohol de las heridas
que no supieron cerrarte los años.

Brindo por la alegría de soportal
y esquina, todavía inacabada.
Brindo por que el polvo de las hadas
nos devuelva, now or never, a Montreal.

Por los vicios, los excesos y los bares,
la sonrisa de tu chica y de la mía,
por vernos mutuamente en los altares.

Brindo por tu voz y mi poesía,
por los sueños que no cumpliste todavía
y por el tiempo, a pesar de los pesares.

1 comentario:

LiiShimaru . dijo...

Una vez más fantástico. Aún busco defectos a tu sensibilidad.